Contrato Con Canarias - Fernando Clavijo
00:00 / 00:00

2.3 Una manera muy nuestra de entender (y practicar) la política. 

Al contrario de los partidos estatales, Coalición Canaria es la única fuerza política con presencia en todas las islas que vela por la cohesión del archipiélago, y por el delicado equilibrio entre islas capitalinas y no capitalinas. Los “nuevos partidos” basan la práctica totalidad de sus propuestas en la “transformación” económica y social, y no tienen en cuenta la realidad isleña y la identidad de Canarias como conjunto de identidades e intereses insulares.

Algunos ejemplos que prueban nuestro compromiso con la cohesión interinsular:

  • Hemos impulsado la Ley de Islas Verdes, que permite un desarrollo turístico diferenciado en La Palma, Gomera y Hierro, para luchar por que ninguna isla se quede atrás.

  • Nos opusimos a la reforma electoral que rompía la triple paridad- uno de los equilibrios que más consenso ha generado en nuestra tierra durante décadas- y por desgracia no tuvimos la mayoría parlamentaria necesaria para bloquear esta reforma. Algunos decían que nos opusimos por motivos electorales, porque el antiguo sistema electoral nos beneficiaba… nada más lejos de la realidad: ya lo dicen las encuestas, y pronto lo dirán los resultados del día 26 de mayo.

  • Hemos conseguido que el nuevo REF (en vigor desde noviembre 2018) contenga condiciones especiales para las islas no capitalinas. Por ejemplo, entre otras medidas, recoge las siguientes:

- Un programa específico de becas de estudio para los estudiantes canarios que no encuentren en su isla de residencia la oferta educativa que demanden.

- El aumento del límite de la Deducción por Inversiones (DIC) en La Palma, La Gomera y El Hierro.

- En materia de incentivos regionales, un volumen mínimo de inversión de 100.000 euros inferior al exigido a Tenerife y Gran Canaria, y un porcentaje superior de puntuación en los proyectos elegibles.

 

En la siguiente legislatura es posible que veamos siete o incluso ocho partidos en el Parlamento de Canarias, lo que podría implicar un Gobierno compuesto por tres fuerzas políticas. En otras regiones españolas o europeas, sería prácticamente imposible formar un gobierno estable sobre esas bases. Yo confío en que nuestra “manera canaria” de concebir la política podrá gestionar esta situación. Les garantizo que escucharé a todos, velaré – como en toda gran familia - por los equilibrios intergeneracionales (la modernidad y nuevas ideas que demandan nuestros jóvenes, la protección de nuestra esencia que nos piden nuestros mayores) y por los equilibrios políticos e insulares. Yo siempre estaré abierto a nuevas ideas y argumentos, a la vez que preservaré lo que nos define. Y al mismo tiempo, junto con Ana Oramas, lucharemos por nuestros intereses en Madrid como siempre hemos hecho, con diálogo, pero con firmeza, hasta la extenuación si hace falta.

De verdad lo creo, ninguna otra opción política en Canarias ofrece esta combinación única.