Contrato Con Canarias - Fernando Clavijo
00:00 / 00:00

6.2 Gestión, gestión, gestión.

Durante esta legislatura hemos logrado tres objetivos históricos en Sanidad:

 

  • mejorar la accesibilidad, con una reducción de la lista de espera de 28%

  • fomentar la participación de profesionales y pacientes en la toma de decisiones; es decir, poniendo al paciente en el centro del sistema.

  • y potenciar la estabilidad laboral devolviendo derechos a los profesionales que habían quedado en suspenso durante la crisis como el de la Carrera Profesional.

 

Estos tres ejes estratégicos –mejora de la accesibilidad y la gestión, apuesta por la estabilidad laboral y fomento de la equidad y la participación–, con todas las acciones que emanan de ellos, forman parte del Compromiso para la Mejora de la Sanidad Pública que firmamos en diciembre de 2017 con más de 60 organizaciones del sector, sindicatos, colegios profesionales y asociaciones de pacientes y usuarios. Con el Compromiso como base programática, nuestro objetivo es encaminar sistemáticamente todas las acciones y programas hacia la mejora de la sanidad pública desde diferentes ámbitos: recursos humanos, asistenciales y fomento de la gestión del conocimiento.

 

Esta agenda ha sido impulsada por el incremento del presupuesto del Servicio Canario de Salud, que este año supera por primera vez los 3.000 millones.

 

Con estos presupuestos se refuerza una mejora continuada en el tiempo, que se refleja en indicadores como el último Barómetro del Ministerio de Sanidad, que por primera vez registra que la satisfacción de la ciudadanía con el sistema sanitario público en Canarias se sitúa en 6,10 puntos, la valoración más alta recibida en los últimos 15 años. O en el Monitor de Reputación Sanitaria, que este año incluye tres hospitales públicos canarios entre los 50 mejores de España (el Negrín, La Candelaria y el Hospital Universitario).

 

Las listas de espera son un reto complejo derivado, básicamente, del crecimiento de la presión asistencial, puntualmente agravada en determinadas coyunturas. Pero habría que precisar sobre lo que estamos hablando. Listas de espera habrá siempre. El problema es el tiempo medio de espera para acceder a los servicios médicos, cuya calidad nadie cuestiona. Y en torno al tiempo de espera de los pacientes en el sistema de salud de Canarias se puede detectar un cambio de tendencia que se ha ido consolidando en cada corte semestral de datos desde diciembre de 2016. De esta forma, hemos pasado de 181 días de espera en 2016 a 139 días a finales de 2018. Es decir, un 21% menos de tiempo de espera.