top of page

Clavijo reitera el rechazo de CC a la privatización de las torres de control pisoteando el Estatuto

El candidato de Coalición a la Presidencia de Canarias advierte de los “efectos perjudiciales” para el transporte tras la compra de Air Europa por parte de Iberia



Canarias, a 24 de febrero de 2023

El senador por la Comunidad Autónoma y candidato a la Presidencia de Canarias, Fernando Clavijo Batlle, ha reiterado hoy el rechazo de los nacionalistas canarios a la privatización de la gestión de las torres de control en los aeropuertos de las islas. “Esta actuación anunciada por el Ministerio de Transportes supone, de facto, que AENA actúe desde manos privadas como una máquina de hacer beneficios para repartírselo a los empresarios”, aseguró Clavijo para lamentar que esta voluntad privatizadora de AENA “vaya en contra del interés general y del servicio público”.


Fernando Clavijo se reunió con el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Pedro Gragera de Torres, para analizar el anuncio realizado por el Gobierno de España para ceder a empresas privadas la gestión de las torres de control en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife. Ante esta orden ministerial de sacar a concurso la gestión privada de las torres de control de los principales aeropuertos isleños con mayor tráfico de pasajeros (Gran Canaria, Tenerife Sur y Tenerife Norte), el candidato de Coalición a la Presidencia de Canarias incidió en el riesgo del proceso de privatización de las torres de los aeropuertos de Tenerife y Gran Canaria que “nada garantiza que el servicio se vaya a dar con más calidad”.


Ante este escenario, Fernando Clavijo cuestionó la “pretensión privatizadora” del Ministerio de Transportes y subrayó los riesgos de esta cesión a manos privadas en detrimento de un buen servicio público en los aeropuertos. “Todo lo contrario”, señaló senador por la Comunidad Autónoma, “nos tememos que al maximizar el beneficio de las empresas privadas frente al servicio público, tanto la calidad como la seguridad de un servicio esencial se verán afectadas porque no hay nada que nos garantice que los aeropuertos vayan a tener mayor seguridad a la operatividad”. Como antecedente, Clavijo recordó la última situación de huelga de controladores ocurrida en Estados Unidos, donde el gobierno federal se vio obligado a colocar a militares para la gestión del tráfico aéreo frente a una huelga contaminada por intereses privados y no por parámetros asociados a la calidad del servicio público.


En el caso de Canarias, Fernando Clavijo también vinculó la “ola privatizadora” del Gobierno de España en el ámbito de la navegación aérea con un “incumplimiento flagrante” del Estatuto de Autonomía. “Estamos ante la vulneración de un Estatuto que reconoce el derecho de la Comunidad Autónoma a participar en la toma de decisiones que afecten de forma directa a aeropuertos y puertos del archipiélago”, señaló el secretario general de Coalición, “porque es muy preocupante el silencio cómplice del actual Gobierno de Canarias ante esta intención descarada de seguir aprovechándose de aeropuertos altamente rentables para el Estado en detrimento del servicio público. Solo hay que ver en qué estado se encuentran las terminales”.


Fernando Clavijo lamentó la política del Ministerio de Transportes de actuar en la red canaria de aeropuertos solo en función de la rentabilidad económica y no con parámetros de mejor gestión pública en los aeródromos. “No entendemos por qué la intención privatizadora se lleva a cabo por la puerta de atrás porque el Gobierno de Canarias o no se entera o es que está a favor de esta privatización”, afirmó el candidato de CC a la Presidencia. “En Coalición siempre hemos estado en contra de la privatización de AENA y, en el caso de las torres de control, de un servicio esencial en el que Canarias de ser escuchada antes de tomar cualquier decisión”.


Desde el sindicato Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Pedro Gragera de Torres subrayó el rechazo frontal de los profesionales a la orden del Ministerio de Transportes para abrir a concurso privado la gestión de las torres de control en Gando, Tenerife Norte y Tenerife Sur. “El proyecto de orden ministerial intenta expoliar un servicio público, es decir, un abaratamiento low-cost que se traduciría en ineficacia porque multiplicaría el número de controladores mediante la entrada de empresas privadas”, indicó Pedro Gragera. En la práctica, advirtió el presidente del USCA, la privatización dejaría en manos privadas toda la red aeroportuaria del archipiélago sin que la medida repercuta en unas tarifas más bajas. “El servicio de control aéreo en Canarias ya tiene las tasas más bajas de Europa y en ningún sitio donde se ha privatizado han bajado los precios de los billetes”, señaló Gragera para poner como ejemplo la isla de Ibiza. “Ocurre al contrario, se introducen empresas privadas que lo único que intentan es conseguir un beneficio para ellas y no para el servicio público ni para el usuario. Porque liberalizar no implica bajar precios si los precios ya son bajos”, indicó el presidente del sindicato de controladores USCA.


Venta de Air Europa


En la reunión con el sindicato de controladores USCA también se analizó el anuncio de compra de la aerolínea española Air Europa por AEG, el grupo multinacional propietario de Iberia. Ante este movimiento de concentración del mercado aéreo, Fernando Clavijo mostró la “elevada preocupación” de los nacionalistas canarios ante un nuevo movimiento empresarial que tiene incidencia directa en un servicio público clave para las islas. “Nos preocupa la concentración empresarial porque se dirige hacia una situación de monopolio en la que ponemos en riesgo el descuento de residente, ya que no tenemos la garantía de que no subirán los precios de forma artificial”, señaló el senador de Coalición. “Ya existe un grave grave problema que sufren las personas que no son residentes y quieren visitar nuestras islas, pero podemos empeorar tanto en el acceso de los usuarios a tarifas adecuadas como en el gasto de dinero público para abonar la subvención del 75% a los residentes”.


Fernando Clavijo también citó otro efecto de la compra de Air Europa por el Grupo Iberia, la gestión de slots (derechos de aterrizaje y de despegue) en las conexiones entre las islas, la península y el continente. “Si esos slots ahora de Air Europa se concentran en las manos de Iberia, el mercado se resentirá porque no existirá competencia en los tramos horarios de alta demanda”, aseguró Clavijo para poner en evidencia “el silencio cómplice” del actual Gobierno de Canarias. “Una vez más, ni está ni se le espera para defender el interés general y defender sobre todo a los usuarios de un transporte aéreo que en Canarias no tiene alternativa”, afirmó el candidato de Coalición a la Presidencia al citar los efectos que tuvo la desaparición de Spanair como desaparición de plazas y aumento de los precios de los billetes. “Si ahora Iberia compra Air Europa lo que dicen la experiencia más reciente y el sentido común es que será más difícil encontrar plazas y que subirán los precios. Es decir, la fusión de Air Europa con Iberia es una mala noticia para Canarias ya que la reducción de la competencia afectará a la subvención del 75% y al precio final que paga el usuario. Cuanta menor competencia, menor repercusión tendrá la subvención en el precio final y viceversa”, aseguró el secretario general de CC.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page